Cuidados de ancianos en hospitales

Estar recluido en un hospital no es una experiencia placentera y para el paciente y los familiares resulta agotador.
Si tienes un familiar de la tercera edad que deba pasar mucho tiempo recluido en un hospital o que requiera cuidados hospitalarios en casa, debes saber lo difícil que resulta.
La buena noticia es que existen profesionales capacitados y dispuestos a proveer estos servicios.  



¿Por qué contratar a un cuidador de ancianos en hospitales?


Contratar a una persona que brinde apoyo en el control y cuidado de un anciano durante el tiempo que este recluido en un hospital te proporciona:
·      Alivio, calmando el estrés y agotamiento que esta situación genera, sabiendo que está en manos de un especialista.
·      Tranquilidad de saber que está bajo la responsabilidad de alguien que estará ahí brindando atención exclusiva para tu familiar.
·      La compañía de un cuidador evita la sensación de tristeza o depresión que sienten los ancianos al estar recluidos en un hospital sin compañía.
·      El cuidador, además ser un apoyo para los familiares termina siendo una mano aliada de los trabajadores del centro médico que llevan el caso.

¿Qué hace un cuidador que atiende a una persona de la tercera edad hospitalizada?


Cundo se trata de una persona de edad avanzada hospitalizada es muy importante proveer de una atención y meticulosa.
Entre los principales cuidados brindados por los cuidadores destacan:

Cumplimiento del tratamiento médico

Aunque los medicamentos son administrados por el personal encargado del centro de salud, el cuidador debe vigilar el cumplimiento del tratamiento, pues en ocasiones de forma involuntaria pasa que se omite su correcto cumplimiento.
Por ese motivo no está demás llevar un registro adicional con los tratamientos y horas correspondientes de las medicinas.

Disponibilidad del medicamento

Es responsabilidad del centro de salud proveer los medicamentos necesarios para el paciente, aunque se dan casos en los que son los familiares quienes deben adquirirlos por sus propios medios.
El cuidador, al estar ahí presente puede tomar nota de lo necesario y hacerlo saber de inmediato al familiar más cercano.

Aseo e higiene del paciente

El cuidador puede ayudar al paciente a asearse aun cuando el paciente pueda hacerlo este le brindará asistencia.
En caso de que el baño deba hacerse en cama el cuidador también colaborará con el personal de salud encargado de este.

Saber escuchar

Si el anciano es una persona lucida escuchar con atención las solicitudes que este pueda hacer.

Atender las condiciones especiales

En caso de que el paciente se torne agresivo o tenga problemas de conducta por algún trastorno o enfermedad degenerativa es importante tener un acompañante que ayude o controle las crisis.

Alimentación

Todos los cuidadores profesionales o personas encargadas de cuidar a un anciano deben velar por cuidar de la alimentación del paciente. Este es un punto que no se puede pasar por alto bien sea asistiéndolo o directamente dándole de comer bien sea de forma manual o a través de sonda nasogástricas.

Hospitalización en casa

Una gran parte de los familiares de ancianos que requieren de estar hospitalizados por mucho tiempo, o tienen enfermedades que los obligaron a quedar en cama, optan por adecuar un área en su domicilio con los implementos necesarios como un centro médico.
A esto se le suma la contratación inmediata de personal altamente calificado como enfermeras, médicos o algún otro especialista que brinde atención adecuada a su familiar, los cuidadores son una opción excelente para cuidar a un anciano que requiera hospitalización en casa.

Otros artículos interesantes:
https://blognutricionysalud.com/beneficios-del-salud-del-jugo-de-aloe-vera/
https://colectivosaludmental.org/deseos-para-tener-una-buena-salud-fisica-y-mental.html
https://recetas-sabrosas.com/alimentos-ricos-en-fibra-para-preparar/
https://reflexionesdelavida.net/2019/07/24/el-dolor-no-es-algo-que-hay-que-superar/
https://shern.net/como-cuidar-ancianos-con-parkinson/